FORMOSA AL DÍA: Lunes 6 de Diciembre de 2021
El tiempo - Tutiempo.net

Pese a las lluvias, la falta de agua condiciona la evolución de los cultivos



La condición hídrica pone en duda el futuro de la siembra en zonas agrícolas del centro-norte del país, donde se registran bajas del 15 al 20% de la superficie planificada, que pone en riesgo la producción de itrigo, maíz, girasol y cebada.
Rurales  |  26-09-2021  


FD #formosaaldia.com

 

La falta de agua condiciona la evolución de los cultivos de maíz y trigo, con eventuales caídas en los rindes, y pone en dudas el futuro de la siembra en algunas zonas agrícolas, pese a las lluvias de los últimos días que llevaron alivio en determinadas regiones del país.


"A cada semana se agrava la falta de agua en el centro de la región núcleo y el norte de Córdoba y Santa Fe, junto al norte del país", advirtió el último informe Guía Estratégica para el Agro (GEA) de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).


Tanto José Luis Aiello como Alfredo Elorriaga, especialistas de consulta del GEA, coincidieron en señalar que "sin aportes extra desde el Pacífico y el sur de Brasil, será imperioso que mejoren los mecanismos regionales a fines de septiembre" para que haya una mejora climática que favorezca a la producción agrícola.


Según la BCR, las lluvias de los primeros nueve días de septiembre permitieron seguir con la siembra de maíz en la región núcleo, si bien advirtieron que "el aumento de la desecación superficial del suelo pone en riesgo la concreción de los planes de siembra" en el sudeste cordobés, norte bonaerense y sur de Santa Fe.


De acuerdo al trabajo, en Marcos Juárez, en el sudeste de la provincia de Córdoba, la falta de agua interrumpió las siembras, tras un avance del 75% en la superficie implantada, y "de no tener una lluvia pronto, quedará 20% de la superficie planificada sin sembrar".


En Rojas, en el noroeste de la provincia de Buenos Aires, se sembró sólo el 15% de la superficie prevista y la humedad superficial alcanza para pocos días más: "Sólo se seguirá sembrando en lotes que tienen cobertura de rastrojos y retienen humedad", sostienen los especialistas.

 

Desde la entidad bursátil rosarina afirman que el trigo necesita más agua para no perder potencial de rinde: sobre el sudeste cordobés se necesitan entre 100 y 120 mm para alcanzar niveles óptimos de humedad; mientras que en Santa Fe se necesitarían alrededor de entre 60 a 80 mm.

 

En ese sentido, la Bolsa de Cereales informó que luego de las lluvias de las semanas previas, el 66,8% de los 6,6 millones de hectáreas (MHa) de trigo previstos para la actual campaña presentan una condición hídrica Adecuada/Óptima, aunque alertaron que en la región norte del país, en la medida que los lotes van entrando en llenado de grano, las expectativas de rinde son cada vez más bajas.


En el cultivo de girasol, la entidad cerealera señaló que debido a la falta de humedad sobre el centro-norte del área agrícola, el progreso intersemanal en la siembra fue de sólo 1,2 puntos porcentuales.


En el caso de la cebada, la falta de humedad continúa afectando al cultivo sobre el Centro-Norte de Santa Fe y Córdoba, pero sobre el centro y sur del área agrícola se verifica una mejora en la condición del cultivo tras las precipitaciones de las últimas semanas mientras los mismos avanzan con su encañazón.


La última semana "mostró un significativo cambio en el comportamiento de la distribución territorial de las precipitaciones", destacó en este sentido Aiello, quien precisó que las lluvias fueron solo para el sudoeste de la región pampeana.